fbpx

La importancia de los Pueblos Mágicos

Todos hemos escuchado en algún momento de los Pueblos Mágicos, e incluso hemos tenido la oportunidad de visitar uno o varios de ellos, pero ¿conoces lo que hay detrás, su importancia y el por qué se les denomina de esta manera?

¿Qué son los Pueblos Mágicos?

En 2001 la Secretaría de Turismo en México impulsó la iniciativa Pueblos Mágicos, con el objetivo de atraer turismo tanto nacional, como internacional, revalorizando a un conjunto de poblaciones del país que representan alternativas frescas y variadas para visitantes mexicanos y extranjeros.

¿Por qué las comunidades se ganan este título?

Para que una comunidad pueda ser parte de la lista de Pueblos Mágicos, debe ser un sitio con símbolos y leyendas, poblados con historia que en muchos casos han sido escenarios de hechos trascendentales para nuestro país, y que, además, muestran la identidad nacional en cada uno de sus rincones

Todas estas características hacen que, quien los visite, se sienta rodeado de magia mientras descubre el encanto de México.

Es importante mencionar que cuando un pueblo es designado como “mágico» los gobiernos estatal y federal se encargan de las obras que incrementan su atractivo, por ejemplo, se pintan las fachadas de las casas, se da mantenimiento a los monumentos patrimoniales, y se mejora la red eléctrica y de drenaje.

De acuerdo con algunos especialistas, uno de los más grandes beneficios para estas comunidades y su población es que el turismo aumenta sustancialmente, por ejemplo, en el pueblo minero Real de Catorce en San Luis Potosí el incremento fue de 1.300%.

¿Cuántos Pueblos Mágicos hay actualmente en nuestro país?

Hasta ahora, existen 132 Pueblos Mágicos, y fue el año pasado, en 2020, cuando se agregaron 11 nuevas comunidades a esta lista:

Ajijic, Jalisco

Se ubica a las orillas del lago Chapala, que además de ser el más grande de México, es una gran fuente de actividades turísticas, desde un paseo en lancha, hasta kayak.

Su clima es ideal para visitar este Pueblo Mágico en cualquier época del año y recorrer sus calles empedradas, llenas de color gracias a los murales que lo adornan.

Isla Aguada, Campeche

Ubicada frente a la costa norte de la Península de Yucatán, esta pequeña isla se encuentra flotando entre dos aguas: las del Golfo de México y las de la Laguna de Términos.

Su cercanía con la Isla de los Pájaros permite apreciar a grandes grupos de aves como garzas y pelícanos, y según la época del año es posible contemplar el paso de los delfines.

Maní, Yucatán

Uno de sus mayores atractivos, y una de las razones por las que esta comunidad fue incluida en la lista de Pueblos Mágicos, es el ex convento de San Miguel Arcángel de Maní, una síntesis de historia y tradición yucateca, es una de las joyas de arte sacro de Yucatán.

También es conocido por las artesanías locales que encontramos en el Corredor Artesanal Tutul Chuy y por el Poc-Chuc, un plato tradicional de la gastronomía regional.

Mexcaltitán, Nayarit

Conocido como la Venecia mexicana, este pueblo destaca por estar ubicado en una isla cuya unión con tierra firme permanece completamente inundada durante la época de lluvias, al igual que la gran mayoría de sus calles.

Un dato curioso es que, de acuerdo con la leyenda de Aztlán, este es el lugar desde donde partieron los mexicas para fundar Tenochtitlán.

Paracho, Michoacán

Más del 80% de su población se dedica a la producción de guitarras artesanales, por lo que este pueblo es conocido como la Capital Mundial de la Guitarra.

De ahí es que podemos encontrar la Ruta de la Guitarra, en la cual podemos recorrer algunos talleres locales donde conoceremos de cerca en qué consiste este oficio, cuál es su recorrido histórico y su relevancia para la localidad.

Santa Catarina Juquila, Oaxaca

El santuario de Nuestra Señora de Juquila es la razón principal por la que esta localidad oaxaqueña ha sido nombrada como Pueblo Mágico, ya que registra más de 90.000 visitas al año, convirtiéndolo en uno de los santuarios más importantes del país.

Tonatico, Estado de México

Sin duda su mayor atractivo son las Grutas de la Estrella, enormes columnas formadas por estalactitas y estalagmitas que crean una realidad de caprichosas formas de grandes tamaños, algunas de ellas bautizadas con evocadores nombres como los Novios, la Mano o el Mamut.

Gracias a las casas de techo rosado podemos viajar en el tiempo mientras conocemos el legado colonial que esta comunidad tienen para mostrarnos, siendo su máximo exponente la Iglesia de Nuestra Señora de Tonatico, original del siglo XVII.

Santa María del Río, San Luis Potosí

Esta localidad es conocida como la cuna del Rebozo en México, pues esta tradición textil constituye un importante patrimonio cultural que se ha mantenido vivo gracias al intercambio de sus técnicas de generación en generación: los rebozos se elaboran con la técnica del ikat, junto con la del tejido de ixtle de lechuguilla o la creación de cestos de carrizo.

Sisal, Yucatán

Su faro, punto de referencia marítima desde 1845, es una de las grandes bellezas que nos regala la costa yucateca, al igual que las playas paradisíacas de arena fina.

Un gran diferenciador es que es un destino de ecoturismo, pues su aislamiento respecto a otras localidades y la presencia de una reserva natural garantiza un contacto directo con la naturaleza.

Tetela de Ocampo, Puebla

La iglesia de Santa María de la Asunción destaca por encima de los tejados de esta localidad, pero su verdadero encanto está en la vista que podemos apreciar desde el mirador: un paisaje de gran valor natural en el que se puede comprobar la particular situación del pueblo en mitad de la llanura de un valle rodeado de cerros.

Zempoala, Hidalgo

Un lugar lleno de historia, construido en el siglo XVI durante los tiempos del virreinato, los arcos del acueducto del Padre Tembleque y su espectacular obra de ingeniería tienen 48 kilómetros de largo y 39 m en los tramos más altos y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Esto se complementa con el cercano bosque de Tlajomulco, las antiguas estaciones de ferrocarril y las haciendas y rancherías de los alrededores, principales productoras del pulque, dándonos una experiencia completa.

Ahora ya sabes que si lo que buscas es conectar con las raíces, costumbres y tradiciones de México, entonces debes visitar los Pueblos Mágicos que encontramos en cada rincón del país.

¿Cuál es tu favorito?

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos
COTIZAR